Una vida dedicada al estudio de la Bacteriología Médica en México: en homenaje a la Dra. Silvia Giono Cerezo, Politécnica y Bacterióloga por convicción.

Una vida dedicada al estudio de la Bacteriología Médica en México: en homenaje a la Dra. Silvia Giono Cerezo, Politécnica y Bacterióloga por convicción.

Conocer y reconocer la trayectoria científica profesional de la Dra Silvia Giono y los investigadores que ha formado, las instituciones de enseñanza e investigación con las que ha contribuido en nuestro país, en un área científica como la Microbiología es indispensable, porque muchos debemos nuestros empleos y nuestro gusto por la ciencia a los profesores que nos precedieron y abrieron el camino para nosotros. La apertura de este camino no tiene que ver únicamente con las áreas que se desarrollan rápidamente en la ciencia: en un país como México, que hace 50 años no contaba con estructuras como CONACYT o áreas definidas de investigación fuera de contadas universidades, también tiene que ver con la iniciativa de hombres y mujeres que adquirieron y generaron conocimientos científicos, para transmitirlos y para, poco a poco, motivar a las nuevas generaciones para formar nuevos grupos de investigadores en las diferentes áreas del saber con los que cuenta actualmente el país.

Entonces, reconocer la trayectoria de algunos como la Dra Giono, se vuelve prioritario no solo para agradecer los conocimientos de cuantos pasaron por las aulas, sino también porque siempre hay cambios, novedades y descubrimientos que se deben aplicar para dar clases y comprobar su efectividad. La experiencia de un profesor cuando la puede transmitir, la hacemos nuestra y vamos creando la memoria y la habilidad para aplicarla en las nuevas generaciones y pasará a formar parte de nuestra historia científica.

La historia que vamos a recapitular es la de la Dra. Silvia Giono Cerezo. Química Bacterióloga Parasitóloga formada en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional, reconocida por propios y extraños como una de las mejores escuelas en Microbiología, sitio que le otorgaría su grado de Doctor en Ciencias en Microbiología, como resultado de un posgrado directo por obtener mención honorífica en la Licenciatura. La Dra. Giono paso a su vez a formar nuevos estudiantes, tanto a nivel licenciatura como de posgrado; es una catedrática con más de 58 años de experiencia en el IPN, si bien contribuyo con su capacidad de dar clases durante un año en la Facultad de Medicina de la UNAM, y ha compaginado las horas de docencia con la investigación. La Dra. Giono trabajó en el laboratorio privado de su Profesor y Maestro, el Dr. Adolfo Pérez Miravete, en el Hospital de Beneficiencia Española y en Centro Médico Nacional del IMSS, donde fue Jefe de Microbiología. La Dra. Giono no solo es capaz de hacer ciencia, sino también la transmite de forma amena y entusiasta, como lo demuestran las evaluaciones de sus alumnos (“Las clases con ella son maravillosas entretenidas, además de que sabe mucho y enriquece sus clases con toda su experiencia en el área clínica, de teoría y laboratorio” www.misprofesores.com).

El realizar una carrera científica significa que nunca se deja de aprender y la Dra. Giono es un ejemplo de esta verdad: ha realizado estancias posdoctorales y sabáticas fuera y dentro de México: en Utah (Salt Lake City University), Atlanta (Emory University y CDC), Hospital Infantil de México Federico Gómez, Instituto Nacional de Perinatología y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Toda esta formación la ha llevado a ocupar un sitio importante dentro de la investigación sobre: Listeria sppántrax, Bordetella,Helicobacter pylori, Escherichia coli, Streptococcus spp. Interesada en Salud Pública y en las mujeres que ella ha formado, la Dra. Giono ha colaborado en investigaciones sobre las infecciones oportunistas en mujeres en etapa fértil, durante el parto o embarazadas.

Impacta su participación de la Dra. Giono como representante de México en el Grupo Latinoamericano de la OPS-OMS-Washington-CDC-NIH, donde participó para formar un equipo multidisciplinario para luchar contra la epidemia de cólera en la década de los 90´s. Además, este nombramiento le permitió visitar y conocer científicos y laboratorios de otros países latinoamericanos; así como con los sistemas de análisis, ella colaboró a realizar un manual que sirve de herramienta y que aún se usa por el CDC, Atlanta, para la detección y análisis del cólera.

El profesionalismo de la Dra. Giono la ha llevado a ocupar distintos puestos a lo largo de su trayectoria en diferentes Institutos de Salud en nuestro país: como Jefe de Laboratorio de Bacteriología Médica del Departamento de Microbiología de la ENCB, Jefe de Sección de Microbiología en el CMN SXXI, Jefe de Departamento de Ecología Humana de la Facultad de Medicina de la UNAM, Jefe de Área de Microbiología del INDRE (SS) y Coordinadora de Posgrado en Biología Clínica, que después sería en Ciencias Químico Biológicas en ENCB. Así mismo ha fomentado la creación de sociedades científicas y ha sido miembro activo de otras tantas establecidas:  Es Miembro Fundador de la Asociación Mexicana de Infectología y Microbiología Clínica (AMIMC), Miembro de la Asociación Mexicana de Microbiología, Miembro Titular de la Academia Nacional de Medicina, Miembro de la Academia Nacional de Ciencias Farmacéuticas, Profesor Emérito del IPN, entre otros. La Dra. Silvia Giono formó parte de comités editoriales de revistas mexicanas, como Revista Latinoamericana de Microbiología, la Revista de AMIMC, de Bioquímica y de Salud Pública de México. Ha participado como evaluador de protocolos y publicaciones internacionales, e impulso la creación de la Federación Latinoamérica de Colecciones de Cultivos (FELACC).

Tiene una trayectoria con más de 140 artículos publicados con impacto internacional, ha recibido distintos reconocimientos, como la Medalla Louis Pasteur, otorgada en 1988 por la Embajada de Francia, y el premio Francisco Ruíz Sánchez en el 2011, así como la Medalla Lázaro Cárdenas por Investigación, en 1993. También destaca la Medalla Carlos Vallejo Márquez otorgada por el IPN por sus 50 años de servicio a esa institución educativa (2012) y Premio anual de investigación pediátrica Aarón Sáenz en 2018.  En un reconocimiento más que merecido, la Dra. Giono  es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, con el nivel II.

La Dra. Giono ha sido homenajeada por su amplia trayectoria en varios foros, el más reciente en octubre del año pasado en el marco del XLI Congreso Nacional de Microbiología AMM, en Oaxaca, homenaje del cual tomamos prestado el título para esta reseña. Al respecto del homenaje, la propia  Dra. Giono expresó que agradece haber sido seleccionada en la entrega por vez primera de este reconocimiento, sí, pero siempre siente que aún le faltan muchas experiencias que aprender para compartir: La Dra. Giono, en este homenaje nos dio una lección más, ahora de humildad, diciendo que siente que ha hecho muy poco en comparación con otros investigadores más jóvenes, distinguidos o más activos. Sin embargo, el impacto de sus enseñanzas en las distintas generaciones de químicos, médicos infectólogos y microbiólogos, orientándolos y estimulando su crecimiento profesional, es un logro que pocos investigadores podrán alcanzar, porque no es lo mismo generar ciencia que tener la capacidad para compartirla y estimular la creatividad en otros.

Siguiendo con esa lección, la Dra. Giono reconoció que el trabajo de los egresados que estuvieron a su cargo, es arduo y difícil; aunque muchos de ellos ahora son investigadores independientes, profesores, directores de Institutos, jefes de laboratorio y profesionistas reconocidos en México y en el extranjero, ella siempre está exhortándolos a seguir trabajando para la ciencia y educación de las nuevas generaciones, ya eso contribuirá al desarrollo de la Ciencia en México.

Retomaremos algunos fragmentos de las palabras de la Dra. Giono al recibir su homenaje en la Cd. de Oaxaca: “…la política de austeridad debe ejercerse sin inhibir la actividad de generación de conocimiento y sus aplicaciones. Ésta requiere, entre otros ejemplos, del desarrollo y contratación de personal capacitado, de inversión para el uso y desarrollo de la infraestructura científica instalada, de compromisos de participación del equipo en proyectos científicos internacionales de largo alcance, de la adquisición de insumos, materiales, computadoras, software y artículos científicos publicados en otros países; servicios para la operación y mantenimiento de las instalaciones y aparatos, de apoyos para la participación de nuestros investigadores en encuentros especializados para que puedan interactuar con expertos nacionales e internacionales.”

En voz de la propia Dra. Giono “…espero, al menos con estos 58 años de trabajar en la ENCB, haya sido útil a la sociedad y a México”.

Solo para concluir este texto, le hemos pedido a la Dra. Giono que nos diera su opinión acerca de tres preguntas muy relacionadas con los momentos que estamos pasando:

MedLab.Dra. Giono, ha tenido una vida académica y científica fructífera, pero para llegar a ella, siempre el precio es alto (más para las mujeres, por diversas razones), ¿se siente satisfecha con lo que ha visto? ¿qué considera que le hace falta alcanzar para decir: ¿Estoy satisfecha, mi carrera como científica ha concluido porque logre mis metas?

Dra. Giono.Una vida académica y científica es satisfactoria sí logras tus metas, si te gusta lo que haces, si te gusta formar equipos y colaborar en enseñar a otros. El precio si es alto, en mi caso mi divorcio, estar poco tiempo con mis hijos y ahora ver poco a mis nietas y a mis amigas.

MedLab.En las puertas de una nueva amenaza viral, que inminentemente recorrerá el mundo, ¿cómo percibe a las instituciones de salud en México?, ¿cree que estamos listos para enfrentar la emergencia, tanto en conocimientos como en infraestructura?

Dra. Giono. Laamenaza viral, que inminentemente recorrerá el mundo y llegará a México, ojalá se diagnostique bien y se reporte oportunamente. Oí o se publicó que al InDre -y en general al Sector Salud-, se le bajó mucho el presupuesto. Nosotros durante la epidemia de cólera teníamos apoyo del Dr. Jesús Kumate (QPD), en esa época Secretario de Salud, y del Dr Sepúlveda, bastaba una llamada telefónica, ya teníamos Fax y se atendía no sólo al InDre, sino a todos los Estados con equipo, insumos, medicamentos y brigadas de diagnóstico. Fue una experiencia fabulosa el trabajar en igualdad con la Dirección General de Epidemiología. Ahora con la actual epidemia, espero que las instituciones se coordinen con la Dirección General de Epidemiología, de donde dependen actualmente y con el Dr. Hugo López Gatell, para que todo salga bien.

MedLab.En los últimos años, tanto en México como en el mundo, hemos presenciado una renovación de la lucha de género. Usted fue pionera en la incorporación de las mujeres a la ciencia y, aún actualmente, esta profesión en cualquier área sigue siendo difícil de ejercer para las mujeres por el tiempo que requiere. ¿Considera que se han abierto los espacios para que las mujeres puedan desarrollarse a la par que sus colegas varones? ¿Cree que ha cambiado la mentalidad de las nuevas generaciones para volverse más empáticas con las mujeres científicas, lejos de los comentarios, trabas o cuestiones económicas de género?

Dra. Giono.Considero que ahora es mejor que antes, aún en mi caso. La familia de mi mamá decía que, ¿para qué había estudiado una carrera? Pero mis colegas varones siempre fueron respetuosos y educados, aún como divorciada -que decía mi mama, “las divorciadas apestan”-. Mi nombramiento de tiempo completo tardó casi 15 años a pesar de que nunca me negué a trabajar de tiempo completo. El empoderamiento de género del que se habla ahora, podría servir, pero debe ser personal, si hay educación capacitación e igualdad con ambos géneros. La mentalidad ha cambiado, pero no hay que ser feministas ni violentas, ni prepotentes. Luchar por sobresalir no es cuestión de género, no hay que atropellar a otros, ni ser tan ambiciosas, algunas mujeres ahora dan miedo. Primero deben estudiar, formarse como personas, los reconocimientos llegarán pero hay que luchar por ellos a la par con los varones no en contra de ellos.